Los terminales Android pueden personalizarse para acceder más rápidamente a las aplicaciones que más utilicemos o que queramos que aparezcan más a la vista.